Hoy presentamos a Giuseppe Ortenzi, comandantes

9 octubre 2019

Volare a Maiorca con Albastar

Hoy estamos en la cabina de mando del Boeing 737-800 para presentaros a uno de nuestros comandantes: Giuseppe Ortenzi.
Aquí, Giuseppe compartirá con nosotros su gran pasión y nos explicará cómo su determinación y compromiso han jugado un papel clave en su vida. ¿Alguien siente curiosidad por conocer su historia?

Giuseppe, ¿cuándo empezaste a soñar con ser piloto?
Siempre he soñado con ser piloto desde que era niño. Mi sueño se intensificó después de las primeras experiencias a bordo de un avión como pasajero.
Decidí emprender este largo camino a la edad de 13 años estudiando en el Instituto Técnico Aeronáutico Estatal (Istituto Tecnico Aeronautico di Stato) en Roma para recibir una educación global y completa antes de empezar a trabajar para conseguir la Licencia de Piloto Comercial (Commercial Pilot License CPL).
Una vez que obtuve la habilitación específica para el Boeing 737 (Type Rating), empecé a volar como piloto de línea aérea en este tipo de aviones y adquirí diez años de experiencia de vuelo.
También estreché mi relación con Albastar después de conseguir el título de Comandante, que llevo ejerciendo con extremo placer y dedicación desde hace casi un año.

¿Qué consejo darías a los niños/jóvenes que quieran empezar esta trayectoria profesional?
Mi experiencia personal es la prueba de que si quieres algo con determinación, puedes conseguirlo.
Es evidente que este trabajo requiere mucho estudio, concentración, ganas de pasar tiempo fuera de casa, un excelente conocimiento de idiomas extranjeros y una predisposición a trabajar en turnos en cualquier día y especialmente a cualquier hora, por supuesto de acuerdo con los límites de tiempo de vuelo (Flight Time Limitations).
Les aconsejo a los jóvenes que sigan su sueño porque todos pueden conseguirlo, tal y como yo lo hice. Esto es precisamente lo que recomiendo a cualquier persona que pida mi opinión.

La pasión nos lleva a hacer muchos sacrificios con gran ilusión y a abordar nuestros estudios mejor que nunca.
Este trabajo también nos da inmensas satisfacciones en todas las etapas, desde el primer vuelo sin la supervisión de un instructor hasta ser el Comandante de una aeronave, sabiendo que hemos aprobado todos los exámenes necesarios para completar una larga y difícil trayectoria profesional. Esto es muy gratificante y se pueden lograr excelentes resultados, especialmente si se empieza a trabajar duro desde muy joven, dedicando mucho tiempo a los estudios.
Por supuesto, también hace falta esforzarse mucho en otros aspectos de la vida, como la gestión de la familia. Es muy difícil ser capaz de mantener relaciones con las personas que amas cuando estás siempre fuera de casa durante muchos días, sobre todo si tienes hijos muy pequeños.

Encontré la manera de mantener mis responsabilidades familiares compartiendo todos los aspectos de mi trabajo con mi mujer. De este modo ambos podemos cuidar a nuestras dos niñas de cuatro y dos años, permaneciendo en contacto cuando estoy fuera y organizando unos cuantos momentos para compartir con ellas de acuerdo con mi horario de trabajo.
Cuando te conviertes en piloto profesional y tienes una familia, puedes conseguir ocuparte de este aspecto de tu vida si te lo propones, si eres entusiasta y determinado. Cuando empezamos nuestro viaje para ser pilotos, somos conscientes de que algún día seguramente tendremos que ejercer nuestro trabajo compartiéndolo con nuestra familia.

¿Qué consejos les darías a las madres y a los niños que cogen un vuelo por primera vez?
Viajar con niños, especialmente si son muy pequeños, es sin duda una experiencia desafiante para los padres, y sobre todo si no tienen un conocimiento detallado de las operaciones de preparación y ejecución del vuelo.
El problema principal quizás es el número de maletas y el equipaje que las familias llevan consigo. Mi recomendación es facturar la mayor cantidad de equipaje posible para que la familia tenga menos maletas para llevar durante las fases de pre y post vuelo.
En cuanto a otras cuestiones, la mayoría de los aeropuertos están equipados con áreas de juego para niños para que los padres puedan relajarse durante la espera del vuelo. Además, la mayoría de las compañías aéreas dan prioridad a las familias con hijos sobre los demás pasajeros a la hora de embarcar, con el fin de facilitar a los padres la gestión de sus familias en el aeropuerto y en el avión.

Giuseppe, ¿es cierto que los niños que vuelan con Albastar pueden pedir a los auxiliares de vuelo el certificado de Bautismo de Vuelo, que llevará la firma del Comandante?
Durante un viaje con AlbaStar, cualquier pasajero que vuele por primera vez puede solicitar este certificado que indica la fecha, el número de vuelo, el aeropuerto de salida y el destino y por último el tipo de aeronave asignada al vuelo en cuestión. El certificado está firmado por el Comandante y el Sobrecargo. El certificado, que es totalmente gratuito, se entrega al pasajero al finalizar el vuelo. Es un pequeño regalo de AlbaStar para recordar este evento tan especial.

Los niños pueden visitar la cabina de mando y hacerse una foto con el comandante?
Los pasajeros pueden acceder a la cabina de mando durante las fases de pre-vuelo y post vuelo. Sin embargo, considerando todas las tareas que la tripulación tiene que realizar antes de la salida, normalmente es al final del trayecto cuando tenemos más tiempo para dedicar a los pasajeros para una breve visita a la cabina de mando.
Durante esta fase puedes conocer al comandante, al copiloto y si quieres puedes hacerte una foto con los dos. En la fase de «cabina estéril», es decir, una vez cerradas las puertas para la salida y hasta que se vuelvan a abrir al final del vuelo, por razones de seguridad no es posible permitir el acceso a la cabina de mando, excepto para los miembros de la tripulación.
Cuando lo consideren oportuno, los pasajeros podrán solicitar al Sobrecargo que se les permita visitar la cabina de mando una vez finalizado el vuelo.

El trabajo del piloto siempre se ha considerado muy apasionante y sugestivo: te permite cruzar cielos interminables y visitar el mundo, pero no es sólo eso. Elegir ser piloto significa llevar a cabo un trabajo en el que se requiere una fuerte motivación y un fuerte autocontrol, además de estar preparado para asumir muchas responsabilidades.

Albastar.es

Pin It on Pinterest

Share This