Volar en época post Covid-19. La experiencia de Alberto.

22 octubre 2020

Volare post Covid19 Albastar compagnia aerea

Alberto Ravasio, amante de la aviación, nos cuenta su experiencia de vuelo con Albastar.

La pandemia de Covid-19, de hecho, ha parado al mundo. Todos nosotros hemos tenido que cambiar a fondo nuestras costumbres y renunciar a muchas cosas, como los viajes.
Lo que era normal hasta febrero, o sea coger un avión para un destino de vacaciones, un viaje de trabajo o simplemente para abrazar a nuestros seres queridos, se hizo primero imposible, y luego sumamente difícil.

Las compañías aéreas y los aeropuertos han implementado todas las medidas necesarias para garantizar ambientes sanos y distanciamiento social tanto durante las escalas como en los vuelos.

En uno de nuestros turnos hemos invitado a bordo a Alberto Ravasio, que por experiencia directa es un testigo de la seguridad en los viajes aéreos.

A continuación, su propio relato del viaje:
“Salgo con mucha antelación para dirigirme al aeropuerto de Milán Bérgamo. El vuelo está programado para las 17.55 del sábado y llevo solo un equipaje de mano. Al llegar al aeropuerto, me dirijo hacia la entrada del terminal, a la puerta número 4.
Apenas entro en el aeropuerto me controlan la temperatura corporal con un termómetro láser y en el panel de información ya veo mi vuelo para Lampedusa. Después de los controles, me dirijo al mostrador de facturación.

Volare covid 19 protocolli sicurezza Albastar compagnia aerea

Hay personas en fila, pero la cola avanza de manera fluida y ordenada, respetando y manteniendo la distancia de seguridad señalada mediante unos círculos marcados en el suelo.
Con la tarjeta de embarque en mano, me dirijo a los controles de seguridad que se realizan regularmente y a la distancia debida.
Hay poca gente en el terminal, signo de que todavía hay una cierta reticencia a volar. ¡Qué diferencia respecto del 2019!
A lo largo del trayecto, los paneles de información van indicando la puerta de embarque asignada al vuelo AP403, que resulta ser la A8. Antes de embarcarme me tomo un buen café con un canutillo fragante, perfecto para engañar al tiempo de espera mientras disfruto el paisaje prealpino a través de los ventanales del terminal, no obstante el cielo cubierto.

Volare Covid19 protocolli sicurezza Albastar compagnia aerea
Llega el avión y, una vez apagados los motores y los aerofaros, los operadores coordinados en supervisión por el agente de rampa bloquean las ruedas del tren de aterrizaje, delimitan el área operativa señalándola con conos a los extremos del avión y llevan luego los medios necesarios (escaleras, cinta de equipajes, generador, etc.).
La rampa se coordina con la sobrecargo, una vez que ella abre la puerta hay una rápida entrega de documentos y comienza el desembarque de los pasajeros a bordo.

Llega la tripulación nueva con el comandante Federico Vezzani, que ocupa su puesto a bordo reemplazando a su colega anterior, mientras se prepara el avión para el inminente vuelo a Lampedusa. Se reabastece el combustible, se hace la limpieza y esterilización de la cabina y se carga el equipaje de los pasajeros.

El embarque comienza puntual al horario programado y, una vez a bordo, ¡nos preparamos para el pushback!

Procedure sicurezza Covid19 Albastar compagnia aerea
Se encienden los motores en secuencia mientras las azafatas proceden en la cabina con la demostración de seguridad. Luego, tras un rodaje rápido, comienza la fase de despegue. El vuelo dura una hora y media en total, a través de una ruta que pasará sobre la Isla de Elba, el Mar Tirreno, Sicilia a la altura de Trapani hasta empezar a descender hacia nuestro destino.
Procedure sicurezza Covid19 Albastar compagnia aerea
El cielo está algo nublado, pero a 35.000 pies de altitud hay un panorama bellísimo ¡y el sol crepuscular es una auténtica maravilla!
Unos 25 minutos después llegan los asistentes de vuelo con el servicio de a bordo, realizado con mucho cuidado no obstante sea más rápido que lo de costumbre. Todos los pasajeros respetan las normativas contra la Covid: llevan la mascarilla, usan a menudo el gel desinfectante y respetan las distancias de seguridad.
Procedure sicurezza a bordo Covid19 Albastar compagnia aerea
Mientras vamos llegando sobre un mar en calma que parece un espejo, se vislumbra la isla: un pañuelito de tierra en el medio del Mar Mediterráneo.
Con un pulso firme que demuestra toda su experiencia, el comandante Federico Vezzani realiza el aterrizaje y llegamos enseguida a la plataforma.

A nuestra llegada el aeropuerto está vacío y hacemos un desembarque muy rápido siguiendo los procedimientos de la compañía: nos hacen desembarcar por filas, anunciadas por la sobrecargo y por la colega en la cola del avión.
A continuación, entra el personal de limpieza y esterilización para efectuar todas las actividades destinadas a la seguridad del vuelo posterior.

Son las 20.25 cuando comenzamos a embarcar para el vuelo de retorno a Bérgamo. A bordo del avión hay aproximadamente 150 personas y, como de costumbre, la tripulación pasa entre las filas de asientos para cerciorarse de que todos lleven la mascarilla y tengan el cinturón abrochado.
Rodaje por la pista 08 y backtrack al final: el vuelo de regreso será de una hora y cuarenta, siguiendo una ruta similar a la de ida pero a una altitud apenas inferior, de 34.000 pies.
También en este caso, el servicio de a bordo inicia alrededor de media hora después del despegue, con una oferta de bebidas analcohólicas.
El clima a bordo es sereno y los pasajeros se quedan sentados, respetando las normas contra la Covid.
A las 21.50 se enciende la señal de abrocharse los cinturones y, tras el breve anuncio de la cabina de pilotaje, un anuncio de la sobrecargo nos informa que estamos por iniciar el descenso que nos llevará a Bérgamo en una media hora.
Fuera, el contraste de las luces de las ciudades en la oscuridad de las zonas que atravesamos crea una atmósfera agradable. Tras un descenso exacto y gradual y un viraje a la izquierda, nos alineamos a la pista 28 del aeropuerto de Orio al Serio.
Touchdown suave, vamos decelerando mientras recorremos toda la pista y hacemos el rodaje final hasta nuestra parada: ¡son las 22.15! Nos espera un autobús que nos llevará hasta el interior del aeropuerto, donde termina esta experiencia de vuelo con Albastar”.

Felicitamos a Alberto Ravasio por su magnífico relato y agradecemos a toda la tripulación de Albastar y a todo el personal de los aeropuertos, que trabajan y colaboran cada día para que tu experiencia de vuelo sea siempre perfecta.
¡Esperamos verte a bordo muy pronto!

Albastar.es

Pin It on Pinterest

Share This