¡Volar con niños y no volverse loco durante el viaje!

9 enero 2019

Volare con i bambini Albastar

Viajar con niños puede ser un desafío. En Albastar lo sabemos. Pero si te organizas con tiempo y sigues nuestros consejos, la experiencia de vuelo se podrá transformar en una agradable aventura para todos.
Antes que nada aclaremos un concepto: un niño es un menor de edad que ya ha cumplido dos años de edad pero todavía no ha llegado a celebrar los doce. Aplicándosele la misma tarifa de los adultos, tiene derecho a su propio asiento a bordo.
Si es la primera vez que tu hijo/a sube a bordo, será mejor empezar con un vuelo chárter de corto radio, ya que así podrás observar y entender sus reacciones para después decidir si es el caso de afrontar viajes más largos.

He aquí algunos consejos para viajar con niños que nosotros nos tomamos la libertad de darte, ya que han ayudado a tantos progenitores a mantener la calma: recuerda que el vuelo terminará, y la llegada a vuestro destino lo compensará todo.

  • Regla número uno: limita en todo lo posible el tiempo de espera en el aeropuerto optando por el check-in online. Así, cuando llegues sólo tendrás que facturar la maleta y el cochecito o silla si es que decides llevarlo contigo, para después proceder hacia los controles de seguridad.
  • Regla número dos: Di no a los bolsas de viaje o trolleys enormes y pesados. Para evitar meter en tu equipaje demasiadas cosas, empieza a prepararlo con calma con algunos días de antelación. De este modo podrás reflexionar sobre lo que es indispensable y lo que puedes dejar en casa.
  • Regla número tres: Elige el asiento de tu hijo en base a su carácter, evitando la ventanilla si es muy inquieto. Si no consigue estar tranquilo hazle pasear por el pasillo del avión, simplemente teniendo cuidado de molestar a otros pasajeros. En la zona de cola tendréis más espacio y los servicios están más cerca.

Poco importa si es el primer vuelo con tu hijo o el séptimo. Muchos progenitores, antes de subir a bordo, confeccionan una lista de los pequeños contratiempos que podrían suceder y planifican una “estrategia” para afrontarlos. ¡Mantener la calma es fundamental!
Quien de verdad se tiene que “desencadenar” es realmente el niño. Una vez pasados los controles de seguridad haz que se divierta y se mueva para descargar energías. Los aeropuertos más modernos y equipados disponen de áreas de juegos para los viajeros más pequeños.

Pero continuemos con nuestros consejos para viajar con niños:

  • Regla número cuatro: Intenta que se apasione por viajar, explícale cómo funciona el avión, cuéntale que viajaréis muy deprisa y, una vez a bordo, invítale a contemplar el paisaje desde la ventanilla.
  • Regla número cinco: No olvides su juego preferido o el peluche de sus amores. Llévate contigo la tablet para distraerlo con juegos animados o un par de libros para leerle cualquier cosa.
  • Regla número seis: La temperatura en vuelo puede variar. Viste al niño con distintas “capas” que puedas quitar o añadir a tu conveniencia. Si además te llevas una pequeña almohada y su mantita preferida se sentirá como en casa y no se impacientará.
  • Regla número siete: Para evitar que los más pequeños sufran dolor de oídos a causa de la presurización (motivo de la mayor parte de sus llantos a bordo), hazles bostezar regularmente, mascar chicle o beber zumos de frutas.

¿El último pero no por ello menos importante de nuestros consejos para volar con los niños? ¡Abróchate el cinturón de seguridad y #FLYALBASTYLE

¿Todavía tienes dudas? Contacta con el Call Center de Albastar: estarán encantados de ayudarte.

Albastar.es

   

Pin It on Pinterest

Share This